domingo, 20 de agosto de 2017

Denuncia que la eduque su esposo



México.- A través de su perfil de Facebook, una mujer identificada como Karla Gálvez denunció la violencia verbal, emocional y física, de la que fue víctima por parte de su pareja, Rommel Sergio Aguilar Aguilar.


"Hombre agresivo y posesivo, se sintió con el derecho de golpearme con manos y pies, y lo peor de todo que golpeó a mi pequeño hijo", escribió. 
El hecho ocurrió en Motozintla, Chiapas, y de acuerdo con la publicación, el responsablese encuentra detenido en el Ministerio Público. Ahora Karla espera que se haga

Por incumplir objetivos

Quizás estar entre las mejores economías del mundo sea un orgullo para los chinos, pero no es ningún secreto que las condiciones laborales de muchas empresas en aquel país dejan mucho que desear, al grado de compararse con la esclavitud.
bebeindo agua inodoro en china
Y no sólo en China, la verdad es que esta clase de injusticia puede encontrarse en todos los rincones del mundo. La noticia ahora es que una compañía en China obliga a sus empleados a beber agua del sanitario.
Es no se trata de una elección personal o de un reto entre colegas, es un castigo por no haber cumplido las metas y los objetivos establecidos por la dirección. El inhumano acto es un correctivo para aquellos empleados que no alcanzaron las metas en sus áreas.

De acuerdo con la información divulgada, la escena sucedió a principios de mes al interior de una compañía en la ciudad de Guang’an, en Sichuan; en las imágenes se puede apreciar a dos trabajadores con un vaso desechable recolectando agua del sanitario para después beberla.
No se sabe con qué finalidad el autor del video registró el procedimiento, pero la noticia se ha viralizado despertando la ira de todo Internet.
Algunas fuentes aseguran que la mujer que aparece en el video tuvo que someterse a tratamiento médico debido a una infección estomacal, esto como consecuencia del castigo.
Y no se trata del primer castigo de esta clase en el país oriental. Hace unos meses, una compañía de la construcción con sede en Hanzhong castigó a sus trabajadores obligándolos a comer gusanos vivos en público para hacerles pasar vergüenza y, con este método, forzarlos a cumplir las metas.

sábado, 19 de agosto de 2017

descuentos de acuerdo al volumen de los pechos



El restaurante “El Camarón de Moda” emprendió una campaña publicitaria en la que mujeres parecerían beneficiadas, pues les ofreció descuentos de acuerdo al volumen de sus senos.


Bajo el slogan “Toda la ciudad está buscando tetas”, la campaña dibujada al estilo manga plasma a siete mujeres de perfil, cada una de ellas con una copa diferente que va en escala de la A a la G.
De manera progresiva, la oferta reduce el precio del menú en función de la talla de las clientas. De 9.5 yuanes (cerca de 26 pesos) para las clientas de copa A, hasta los 3.5 yuanes (10 pesos) para las que tienen una copa G.


¿Dónde está el problema? Esta visión de negocio tiene un trasfondo sexista pues trata a la mujer como mercancía con el objetivo de atraer al público masculino no por la comida, sino por el atractivo visual que ofrecerían las comensales.
En la ciudad china de Hangzhou, donde el restaurante mantiene abiertas sus puertas, los comensales han calificado la campaña como “vulgar” y “discriminatoria”. Sin embargo, a decir del restaurante, los consumidores se incrementaron en un 20 por ciento y la mayoría son mujeres. 

Van con casco a la oficina

Si el lugar donde llevas a cabo tu trabajo no presenta la mejor condición, quizá vaya siendo hora de que sepas donde trabajan otras personas alrededor del mundo. Por ejemplo, estos cuatro empleados del gobierno de la India que deben presentarse a la oficina con un casco para motociclista pues el techo, literalmente, se cae a pedazos.
en la oficina con cascos
La precaria situación de estos pobres Godínez indios quedó para la posteridad en un video publicado el mes pasado, en una serie de imágenes que revelan el lamentable estado de la construcción: faltan partes del techo y algunos fragmentos amenazan con caer. De acuerdo con la prensa local, la oficina se encuentra en el distrito de Areraj, una pequeña población con aproximadamente 20 mil habitantes en el estado de Bihar, muy retirado de Nueva Delhi.
Igual que sucede en muchos países latinoamericanos, los inspectores de seguridad aseguran que han venidodenunciando las condiciones del inmueble desde hace al menos 2 años sin ningún tipo de respuesta, ni siquiera el más mínimo intento por atenuar un poco el problema.
Kumar Pandey, uno de estos desafortunados trabajadores que debe ir con casco a la oficina, explica que aunque la oficina fue declarada inapropiada para el desarrollo de las funciones, el gobierno todavía no encuentra otro lugar donde reubicar al equipo. Como si fuera poco, las lluvias han empeorado todavía más la estructura, que puede venirse abajo por completo en cualquier momento. Se han hecho varias reclamaciones, pero hasta ahora nada parece funcionar.
Después que este video se hiciera viral en la India, las autoridades de la localidad afirmaron que se harían cargo del problema lo más pronto posible, pero un mes después los cuatro empleados siguen presentándose con casco a la oficina, y es que ninguno quiere un trozo de concreto en la cabeza como aguinaldo.

viernes, 18 de agosto de 2017

Deja la escuela para dedicarse al porno

'El niño polla'.


Tras un año de abandonar sus estudios, Ángel, el conocido 'Niño Polla', originario de Ciudad Real, España, se convirtió en uno de los actores porno mejor pagados de Las Vegas. 


Así es, con tan sólo 22 años, el joven filma con las mismas actrices eróticas con las que días antes se masturbaba y obtiene ingresos de entre 500 y 1,500 euros (de 10 mil 500 a 31 mil 500 pesos) por día gracias a un contrato con la productora Brazzers.



Y, aunque en aquella época aún era un estudiante, 24 horas más tarde ya estaba rodando su primer trío. Según dice, durante las pruebas su pene superaba los 20 centímetros de erección. 
“Estaba temblando, me daba mucha vergüenza quitarme la toalla al principio. Las diez primeras veces me moría de nervios, pero después, una vez metido en la escena, se me pasaba y empezaba a disfrutar".
A su corta edad hay algunas compañeras de trabajo que se interesan en él, pero Ángel está comprometido con su novia. "Yo grabo una escena y me voy a casa con ella, lo que ocurra después es cosa de los demás". 






ahorcose en nombre de la ciencia

Durante la primera década del siglo XX, el Dr. Nicolae Minovici trabajó como profesor de ciencias forenses en la Escuela Estatal de Ciencias de Bucarest. Durante su estancia en dicha institución, el investigador llevó a cabo un estudio “suicida” sobre la muerte por ahorcamiento.
Nicolae Minovici ahorcandose recostado
Inspirado por la información que había recopilado en su investigación, cierto día decidió experimentar, con su propio cuerpo, cuales eran los efectos de la muerte por ahorcamiento. De una forma totalmente irracional, Minovici dio inicio a sus experimentos de auto suspensión construyendo una estructura que le permitía infligirse la asfixia – bastante simple de hecho: un nudo ahorcado en una cuerda que pasaba por una polea asegurada al techo.

La “horca científica”.

En el primer intento se recostó sobre una cama, pasó la cabeza por el lazo y con determinación tiró de la otra extremidad en la cuerda. El lazo se ciñó alrededor de su cuello, el rostro adquirió un tono morado, la vista se le nubló y escuchó un zumbido. Habían pasado tan sólo 6 segundos desde que tiró de la cuerda cuando perdió la conciencia, forzándolo a detener el experimento.
Una experiencia tan cercana a la muerte como esta, haría que cualquier persona normal ensuciara los calzoncillos para nunca volverlo intentar, pero con este científico loco sucedió lo contrario. Minovici quedó completamente fascinado con los resultados del experimento, así que decidió avanzar a ciegas en un terreno completamente desconocido.
En aquella atrevida etapa de su investigación, Minovici tuvo la precaución de contratar asistentes. Una vez más se puso el lazo en el cuello y dio la orden para que los asistentes tiraran con todas sus fuerzas de la cuerda. El profesor se elevó varios metros del suelo. Casi por instinto cerró los ojos mientras experimentaba la angustiante sensación de su tracto respiratorio siendo aplastado. De forma frenética dio la señal para que lo bajaran. En aquel segundo intento, Minovici apenas duró un par de segundos colgado; sin embargo, los múltiples intentos le darían capacidad para alcanzar los 25 segundos en la horca.
Nicolae Minovici ahorcandose

Más allá de lo humanamente posible.

Pero Minovici no consideró que quizá sus experimentos tenían un límite, a toda costa quería ir un poco más allá. En su experimento final, el profesor se colgó del techo con un nudo ahorcado estándar. Minovici tejió el nudo, una vez más introdujo la cabeza en el lazo y dio a sus asistentes la señal para iniciar. Los subordinados obedecieron, una vez más tiraron de la cuerda con fuerza.
La constricción sobre su cuello era tan extrema que al poco tiempo dio la señal para que sus ayudantes cesaran. Habían pasado apenas 4 segundos, y los pies de Minovici apenas se habían despegado del suelo. Sin embargo, el trauma sufrido en el cuello hizo que el simple acto de deglutir se convirtiera en un verdadero suplicio, una tortura que se extendió a lo largo de un mes. Desde Minovici, ningún otro científico tuvo la osadía de ahorcarse en nombre de la ciencia.

jueves, 17 de agosto de 2017

Se contagian de rabia



Rabat, Marruecos.- Por tener sexo con una burra, quince niños y adolescentes de Marruecos se contagiaron de rabia, informó el sitio web LeSiteInfo.


El caso tuvo lugar en Mechra Belqasiri, una localidad agrícola entre Rabat y Tánger, donde los quince infectados acudieron al hospital para que les fueran atendidos los síntomas de una enfermedad que resultó ser rabia.
Al ser cuestionados sobre la forma como fueron contagiados, los muchachos confesaron que no fueron mordidos, sino que violaron a una burra.
De acuerdo con LeSiteInfo, el contagio múltiple generó conmoción en la localidad y vergüenza entre las familias afectadas. 
En tanto, el dueño de la burra optó por sacrificarla para terminar con las habladurías.